Comenzó el ciclo lectivo en la Escuela 142

Foto: Santiago GaudioDespués del siniestro que destruyó
gran parte del edificio escolar,
la Escuela 142 ubicada
en el barrio El Arenal,
comenzó este martes
las clases del año lectivo 2009.

El lunes por la mañana en un emotivo acto,  alumnos, maestros y padres, compartieron junto a autoridades municipales y a vecinos, el acto de inauguración del edifico que fue incendiado en un acto vandálico en 1ro. de febrero.

La obra demandó 300 mil pesos que fueron enviados por el gobierno provincial al Municipio, quien a través de la Secretaría de Obras Publicas tuvo a su cargo los trabajos de reconstrucción.

Foto: Santiago GaudioLa directora del establecimiento escolar,  Virginia Pfaschbaer,  reflexionó sobre la necesidad de políticas sociales que tiendan a recobrar el sentido y valor de la familia, creando equipos psicopedagógicos en las escuelas que permitan abordar las problemáticas que cada vez son más complejas.

En el salón de usos múltiples de la escuela un gran cartel decía “los sueños nunca desaparecen, siempre que las personas no los abandonen” y sin duda muchos pusieron su esperanza en que la escuela pudiera comenzar en poco más de un mes sus clases, con una obra que en febrero parecía que llevaría mucho más tiempo de ejecución.

Sin embargo la rápida acción ejercida desde el Municipio conjuntamente con el gobierno provincial, el trabajo desde la Secretaría de Obras Públicas a cargo del Ing. Schubmann y la predisposición de maestros y algunos padres, hicieron que la fecha de inicio se apresurara llegando a esta concreción el lunes último.

Luz Sapag por su parte dijo que este hecho provocaba “sentimientos encontradas” ya que de la emoción provocada por la impotencia en el día del siniestro, “pasamos a la emoción de este día en que vemos que las obras concluyeron permitiendo que los chicos  inicien las clases”.

Foto: Santiago GaudioSe refirió a la frase mencionada anteriormente indicando  que cuando muchos sueñan lo mismo y tienen esperanza se sobrelleva incluso “esta tremenda impotencia que sentimos al ver que alguien había incendiado una escuela, cosa impensada y que no puede volver a suceder”.

La Escuela 142 está reconstruida y quedan solo terminaciones que no impiden el dictado de clases y se está concluyendo con la sala de música que fue destruida totalmente y que es un anexo al edificio central.

Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes al rss feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Disculpa,el formulario de comentarios esta cerrado en estos momentos.