Entrevista a Pablo Bernasconi

Genio y figura

Pablo Bernasconi inauguró  su  muestra de diseño e ilustración  “Retratos + Bifocal”, que permanecerá  en la Sala Municipal de Exposiciones hasta el 13 de julio y brindó una charla contando aspectos de su creación. En una entrevista  el escritor e ilustrador cuenta cómo accede a ese mundo de las ideas y cuáles son sus asignaturas pendientes

La vida de Pablo Bernasconi pasa por el diseño. Sus  pilares fundamentales son: ser escritor e ilustrador de sus propias obras, además  de crear a través de síntesis maravillosas, historias  de personajes famosos e incursionar también en la publicidad.

Fue profesor de la UBA  y según él mismo afirma “esto fue como devolver lo que aprendí, creo que ahí está el verdadero conocimiento, es eso de poder trasladar lo que uno sabe  a otros, que  es tan complejo lograrlo”.

En esta primera década del siglo 21 cobró mayor valor  el diseño en diversos ámbitos como  en el mundo de  los objetos, en la moda, y en la literatura.

“Desde la  Bauhaus  en adelante -ícono de las primeras décadas del siglo 20 en diseño y construcción en Alemania-   se estableció que cuanto más abierto y más acceso tenga la mayor cantidad de gente al mundo del diseño  contribuyendo a  que sea accesible, que sea comprensible, que no sea hermético más trascendente es la obra” dice el ilustrador.

Bernasconi es un creativo nato, el mismo dice que su mente nunca para, salta de una temática a otra.  Incursiona en la literatura  infantil, mientras planifica un libro para adultos, pero en el medio de esta realidad  es responsable de ilustrar   una columna de opinión  en el diario La Nación, logrando presencia en la  contratapa de la edición de los domingos.

Entre tanta cosa no quedan atrás los viajes, participa de ferias internacionales, ahora en unos días se va a Perú a la feria del libro de Lima. En medio de esta ajetreada vida comparte los mejores momentos con su mujer y sus dos hijos Franco de cuatro años y Nina de seis meses.

Es entonces que este hombre de 37 años cautiva con su sencillez y su capacidad, con su talento y su conocimiento forjado a través del trabajo.

Le gusta leer desde chico “leía  todo lo que podía, cuando era chico no había grandes escritores para niños, leía mucho Mafalda y Oscar Wilde, los clásicos como la colección Robin Hood” pero insiste que lo que más le fascinaba era la historieta y “Mafalda era mi preferida, de grande empecé a leer de todo, pero  los cuentos es lo que más disfruto”.

Como decía Edgar Alan Poe un buen cuento se lee de una sentada  “es cierto, cuando no podés dejar el libro no importa la longitud, no es fácil encontrar eso y como decís Edgar Alan Poe es uno de ellos”.

Sus ilustraciones  son acompañadas por frases, de escritores, científicos, líderes religiosos o políticos y en esto Pablo Bernasconi  cuenta como es el proceso creativo.

“Primero me viene la imagen, lo que busco son metáforas -dice mientras toma su café en una confitería frente al lago Lacar- me viene el pensamiento original y lo que logro es que otros hayan dicho algo referido a mi idea”.

En este maravilloso desafío de la creación Pablo Bernasconi accede al mundo del imaginario,  y confirma  “no, mi mente nunca   para, creo que cuando  uno se propone proyectos, siempre tengo entre cinco y diez cosas en simultáneo, la búsqueda no para nunca, a veces hasta es tortuoso”.

En ese universo  de las ideas  donde  está todo plasmado, según dicen, espacio al que la mente del creativo solo tiene que acceder,  es adonde el diseñador entra sin reparos  ” dicen eso, ¿no?, yo me pregunto mucho donde crecen las ideas y de qué manera lo hacen, no sé si  busco la respuesta, lo que si siento es que es bueno observarlo es como una alquimia especial las ideas, la imaginación y la creatividad, y llevarlo a cabo es muy mágico y por eso trato de investigar  y seguir en una búsqueda continua”.

Es sencillo, amable, se le nota una gran armonía en su personalidad, muy lejos del caos, Bernasconi analiza, transmite y piensa pausadamente y logra así una síntesis increíble en sus trabajos. Muy lejos de la obviedad, el artista llega a veces con humor y otras con dramatismo pero sin golpes bajos.

“No creo en los golpes bajos, no me interesa, me importa ser rotundo y para eso hay que ser duro, pero el golpe bajo efectista  me molesta” y reflexiona “te hace llorar, te conmueve mal y después no lo querés ver más porque lo rechazás a no ser que seas masoquista,  para mi ese recurso es poco inteligente”..

En esa vorágine creativa le quedan cosas pendientes “voy saltando de riesgo en riesgo” señala y hace referencia a otro género: el teatro.

Podríamos decir que su formación artística es completa   toca el piano, le gusta la música y ahora está escribiendo una obra de teatro para niños  “en realidad es la excusa, también es para adultos”

Cree que  un artista tiene que apelar a todos los elementos creativos que lo hacen sentir bien “me gusta el cine, la literatura, la pintura y la música” destaca Pablo Bernasconi mientras vuelve a la pregunta original “¿qué me queda pendiente?… me involucro en una obra de teatro,  aunque no soy muy afecto a él, nunca disfruté  del teatro, no me preguntes por qué,  tengo una relación distante, quizás por no conocer, es una asignatura pendientes,  si hasta ahora no vi una obra que me conmueva la voy a escribirla  yo”  ríe mientras sigue relatando el objetivo central de su nuevo proyecto.

Está trabajando con un grupo en la ciudad de Bariloche  “es un desafío y me parece muy divertido, hacer cosas de manera popular, hago los libros pensando en que no sean caros, no me interesa pertenecer a una elite sino que  la energía la pongo en lo que me permita llegar a todos los lugares posibles”.

El volcán Puyehue golpeó fuerte a todos en la Patagonia, y Bariloche donde Pablo Bernasconi  reside fue una de las ciudades más impactadas  junto con Villa La Angostura ¿qué sintió? ese sábado 4 de junio.

“Prendí la tele, era un desastre, puse Internet y era otro desastre nada servía, y puse la radio a pilas, porque ya se había cortado la luz, era de noche a las 3 de la tarde y busqué hasta que encontré que habló un vulcanólogo desde la ciencia y me dio tranquilidad, no salí a comprar compulsivamente, me sentí como cien años atrás, me quedé escuchando la radio a pilas en mi casa, porque yo encuentro tranquilidad  con la información y pensé qué frente ese fenómeno éramos muy chiquitos.

La exposición Retratos+Bifocal está abierta al público con entrada libre y gratuita en la sala municipal de exposiciones , hasta el 13 de junio.

Graciela Vazquez Moure
Dirección de Prensa, Ceremonial y Protocolo

Secretaría de Gobierno
Municipalidad de San Martín de los Andes
Fotos: Santiago Gaudio

Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes al rss feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Disculpa,el formulario de comentarios esta cerrado en estos momentos.