En tres meses se acordarán las primeras medidas sobre el ordenamiento del tránsito

Foto Santiago GaudioLas medidas iniciales contemplan el acceso a la ciudad y puntualmente en la rotonda de Curruhuinca y Av. San Martín con obras que mejoren la circulación.

Esta semana se concretó la primera de una serie de visitas que el Ing. Alejandro Tanco de la Universidad de Córdoba, mantendrá con el Municipio de San Martín de los Andes.

Como ya se ha adelantado la gestión de Luz Sapag ha encarado el tema del tránsito como uno de los principales ejes del primer año de gobierno.

Con la idea de que se realice primero un relevamiento y luego la presentación de propuestas, se desarrollaron esta semana una serie de reuniones con el mencionado profesional, quien mantuvo contacto con las distintas secretarías municipales.

Tanco especificó que serán cuatro las reuniones que se mantendrán en los próximos tres meses y el trabajo se basará especialmente en una idea- proyecto referido al acceso de la localidad, desde el Golf hasta la totalidad del casco urbano.

La ruta 234 será la parte medular de este trabajo, continuando por la Av. Koessler que se constituye en el principal acceso al casco urbano y culminando por las arterias que componen la zona céntrica de la ciudad.

Alejandro Tanco expresó que lo que se está viendo es prever una solución o una combinación de ellas, que incluyen obras fijas que permitan el ordenamiento de la circulación en el acceso “vamos a tratar de reducir los tiempos en lo que se denominan cuellos de botella- dijo- fundamentalmente en la zona de la rotonda de Av. San Martín y Curruhuinca.”

El Ing.Tanco tomó contacto con técnicos de la municipalidad que lo informaron sobre las obras que se están realizando a través del contrato nacional CREMA que abarca un importante tramo de la ruta nacional 234.

Dijo con respecto a esta obra que se verán las propuestas para poder hacer sugerencias que pueden constituirse en cambios en lo proyectado.

Uno de los temas que abordamos desde el área de prensa municipal ha sido la construcción de las tres rotondas que están programadas por Vialidad Nacional en el acceso al camino al barrio Los Radales, en la intersección de la ruta 234 y la provincial 48 y en la ruta 234 y el camino que lleva al regimiento.

Mencionó en tal sentido que existen algunas objeciones en los diámetros que un buen diseño de rotonda debe contemplar, y destacó que posiblemente los estándares de rotondas puede que hayan sido los que se utilizan para caminos rurales y en este caso su ubicación es en una zona sub-urbana, los radios se pueden reducir y esa es la tendencia, ya que de esa forma se limita la velocidad, debido a que en esos puntos de la ruta 234 debe ser menor a la que se lleva en otros sectores de la misma.

Aseveró que lo proyectado es modificable y la relación de costos entre un proyecto y otro es mínima.

En la propuesta que está realizando el profesional se incluye el cambio de sentido de circulación, cuestión que se estudiará en cuanto al acceso específicamente. En la malla urbana en el micro centro, el cambio de sentido se abordará en una segunda etapa.

En cuanto a los plazos previstos se anunció que octubre sería el tiempo estimado como para confirmar una decisión a tomar en cuanto a la vía de penetración en la ciudad y en las obstrucciones que se producen en horas pico en la zona de la rotonda de la calle Curruhuinca.

Uno de los puntos álgidos es el de estacionamiento en la zona céntrica, cuestión que en el contrato que se lleva a cabo con el profesional no está contemplado, pero Tanco no dudó en afirmar que puede hacerse un relevamiento del tema dando su opinión al respecto, como que en algunos puntos de la ciudad, puede ser permitido sin cargo, en otros medido y en otros el estacionamiento puede ser no recomendable.

Como decíamos, los tiempos para esta primera etapa es de tres meses y en septiembre se hará una presentación más amplia.

Alejandro Tanco no es pro-semáforo, afirmando esta posición con respecto a la semaforización de la ciudad e indicando que su posición es más restringida, cuando se trata de una ciudad como San Martín de los Andes, aseverando que solo se tiene que realizar un ordenamiento, indicando que de ninguna manera la localidad tiene un problema en el tránsito, siempre claro comparándola con otras ciudades donde solo el transporte urbano de pasajeros se constituye en una de las mayores preocupaciones en el quehacer cotidiano.

“Ustedes necesitan ordenar el tránsito en algunos puntos, señalizar, demarcar y respetar las señales, no tienen un gran problema-dijo- solo hay que modificar algunas cosas para mejorar la circulación, sobre todo en las horas pico”.

En cuanto a los puntos en los que la gente tiene problemas para cruzar, como es el caso de algunas esquinas de la Av. Koessler, Alejandro Tanco destacó lo que han hecho algunas ciudades de Canadá, por ejemplo, que construyeron cruces sobre elevados, pequeñas lomadas que requieren la reducción de la velocidad, esto le indica al conductor que ha dejado la ruta y está conduciendo en una zona urbana en la que la velocidad debe reducirse notoriamente para dar paso a los peatones.

En algunos casos donde hay una intervención peatonal importante en la senda peatonal se construye una pequeña elevación que le marca el cruce al conductor.

En las zonas de la ruta 234 donde hay escuelas, el cruce peatonal debe estar separado del flujo vehicular con otras alternativas, en este caso propone puentes peatonales.

Dijo asimismo que el semáforo es la última alternativa para regular el tránsito “cuando hay un cruce con flujo importante de ambos lados, claro que hay que poner un semáforo, pero no he visto en ningún punto esta situación, se pueden dar soluciones sin poner semáforo por cruces peatonales, se puede hacer pero no digo que esté bien, creo que hay que concientizar al peatón y al conductor a respetarse mutuamente, considerando que el semáforo es la última alternativa que cuesta dinero y produce también demoras y cuellos de botella, que es lo que se está tratando de resolver” resaltó.

Para Alejandro Tanco el crecimiento está produciendo esta necesidad de transformar la situación que puede convertirse en un real problema, pero por ahora el experto en el tema resaltó “que la ciudad solo exige un retoque y no una cirugía mayor” expresó.

Por último coincidió con el Subsecretario de Tránsito y Transporte Eduardo Muñoz, en la necesidad de señalización y mejoramiento de la iluminación en un sector de la ruta 234, pero además demostró su coincidencia en que se debe conversar con entes nacionales sobre la necesidad de firmar convenios que le den potestad al Municipio en la ruta nacional para poder realizar arreglos cuando existen deterioros en la misma haciéndose cargo de los costos el gobierno central, pero con logística municipal , porque si bien es jurisdicción nacional las quejas sobre las anormalías siempre llegan al municipio.

Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes al rss feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Disculpa,el formulario de comentarios esta cerrado en estos momentos.