plan integral de residuos

El Ejecutivo Municipal  trabaja en un Plan Integral  de Tratamiento de Residuos tendiente a la reducción y reciclado

La Subsecretaría de Gestión Ambiental se encuentra trabajando en la reglamentación de la ordenanza que el  Concejo Deliberante de San Martín de los Andes sancionó recientemente  y  crea el Programa Municipal para la reducción de la utilización de bolsas de polietileno o similares, por parte de los comercios habilitados en la ciudad, en el marco de la Ley Provincial. Nº 2569.
Esta ordenanza  está siendo reglamentada  y que tuvo origen en el Ejecutivo Municipal en la mencionada subsecretaría, quien trabajó conjuntamente con el legislativo local, es parte  de un  Programa Municipal que se realizará de manera gradual, durante un plazo no mayor a dos años, período durante el cual se permitirá a los establecimientos comerciales la entrega de un máximo de tres bolsas plásticas por cliente, durante el primer año y la entrega de solo una bolsa plástica por cliente, durante el segundo año. Una vez concluido este período los comercios no podrán entregar más bolsas plásticas.
Es importante  aclarar que esta nueva norma  exceptúa a aquellos casos en los que la mercadería consista en alimentos húmedos elaborados o preelaborados, o que por cuestiones de salubridad y seguridad su empaque no pueda ser reemplazado, como también la venta de bolsas de polietileno destinadas a contener residuos domiciliarios que por su tamaño lo requieran.
Pero más allá del cumplimiento de este primer paso de reducción de bolsas plásticas, la Subsecretaría de Gestión Ambiental se encuentra trabajando en un Plan Integral  y justamente  la disminución de las bolsas de polietileno son parte de él.
El proyecto que es mucho más amplio  comprende la reducción de residuos y la valorización o reciclado de parte de los mismos.
Es importante resaltar que las bolsas de plástico son un objeto cotidiano utilizado para transportar mercancías, en nuestra ciudad su distribución es gratuita en supermercados y otros comercios, siendo una de las formas más comunes de acondicionamiento de la basura,  constituyendo los residuos plásticos  un porcentaje del 12%. de la totalidad de la basura.
A su vez dentro de los plásticos el mayor porcentaje corresponde a los denominados PEBD (polietileno de baja densidad) dentro de este grupo se  encuentran las bolsas de plástico de todo tipo, como las empleadas en los supermercados.
Uno de los objetivos que persigue el municipio sanmartinense es la concientización de la población que debe incorporar este conocimiento que indica que las bolsas  no son formas de transporte inocuas para el ambiente por dos motivos esenciales:  uno de ellos el elevado número de bolsas utilizadas por año que nos aproxima a  150 unidades por persona por año y  el otro es la naturaleza no biodegradable del plástico con que son fabricadas. Es un material duradero que tarda entre 100 y 400 años según su espesor,  en degradarse y no sólo contribuye a la contaminación visual, del suelo, reservorios de aguas,  sino que afecta directamente a la fauna y flora.
En el caso particular de San Martín de los Andes, la contaminación ambiental y visual, generada por el uso indiscriminado de bolsas de polietileno, en el entorno natural, atenta además contra la imagen de nuestra ciudad como destino turístico, base de la economía local.
También se debe tener en cuenta que los plásticos se elaboran a partir del petróleo, por lo que se hace uso de un recurso no renovable que es cada vez más caro y su manufactura implica la emisión de gases contaminantes.
Ante este escenario la Subsecretaría de Gestión Ambiental  consideró  oportuno y necesario iniciar un proyecto de Ordenanza que contemplara el reemplazo progresivo de las bolsas de plástico empleadas en la actividad comercial, norma que fue creada en conjunto con la concejal María Isabel Noya, del bloque del MPN, sancionada por el cuerpo deliberativo y actualmente está siendo reglamentada por la mencionada subsecretaría municipal a cargo de la Tca. Forestal Marcela Vázquez, quien trabajó en forma directa en el proyecto.
En cuanto al programa  superador y abarcativo que tiende a desarrollar una planta de reciclado tal como se informó hace un tiempo atrás, el Organismo de Control Municipal conjuntamente  con la Subsecretaría de Gestión Ambiental se encuentran trabajando en este proyecto de planta que será financiada por Nación y ubicada a 15 km del casco céntrico, con tecnología que previa separación en origen de  vidrio, plástico y papel, permitirá el reciclado de este tipo de residuos.
La primera acción que se ha concretado en el plan es la reducción de bolsas plásticas y para ello se instará a volver a la “bolsa de los mandados”, de este modo regresando a hábitos del   pasado podremos garantizar  un futuro mejor, al menos en esta meta de reducción de residuos no degradadles en un tiempo cercano,  mejorando la calidad de vida  y preservando el medio ambiente.
El proyecto de reciclado incorpora además del vidrio y plástico, el cartón y metales  y dentro del plástico no solo contempla las bolsas sino sobre todo los envases plásticos que además de ser de gran volumen residual, por sus características se ubican entre los residuos más problemáticos por su permanencia durante siglos,  en  el medio ambiente
De esta manera San Martín de los Andes desde hace diez años avanza en el tema del tratamiento de residuos, porque de un vertedero a cielo abierto y dentro del Parque Nacional Lanín, pasó a un relleno sanitario, con celdas para el vertido de residuos acondicionadas para tal fin.
Este Plan Integral de Tratamiento de Residuos se sitúa entonces como uno de los objetivos de optimización asociado a la separación y reutilización de la basura, plan a iniciarse en este año 2010  concretándose en  distintas etapas, cumpliéndose ya una de las iniciales que es la reglamentación de la ordenanza de reducción de las bolsas plásticas.
Asimismo la subsecretaría mencionada se encuentra trabajando en el delineado de un programa de fabricación de bolsas de tela con mano de obra  local, lo que además generará un polo interesante de trabajo para este rubro.
Se utilizará en el Plan Integral un término importante en toda sociedad  como es la acción “colaborativa” que propone un trabajo mancomunado,  esto  de hacer junto a otros, llevando implícita la idea de horizontalidad y co-responsabilidad del accionar conjunto. Es decir, un Proceso Colaborativo es aquel que convoca a diversos actores sociales con diferentes intereses, necesidades y valores para trabajar juntos sobre un tema de interés común, utilizando técnicas basadas en el consenso.

Con esta propuesta la Subsecretaría de Gestión Ambiental junto al Organismo de Control, tienen una meta definida en el año que comienza que es reducir los residuos domiciliarios proponiendo nuevas técnicas que permitan su real concreción.

Graciela Vazquez Moure
Dirección de Prensa, Ceremonial y Protocolo
Secretaría de Gobierno

Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes al rss feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Disculpa,el formulario de comentarios esta cerrado en estos momentos.